viernes, 25 de diciembre de 2015

Los cronómetros del HMS Beagle

Pensé que la anterior era la última entrada del 2015, pero no puedo evitar agregar una más, al filo de la navaja. Hoy retomé la lectura de "La sombra de Darwin", de Peter Nichols, un libro que tenía empezado pero que había colgado temporalmente porque me embarqué (nunca mejor dicho) en otras lecturas. El libro trata sobre los viajes del HMS Beagle, pero poniendo especial énfasis en la historia de Fitz Roy, y de sus dilemas en torno a la ciencia y los descubrimientos que realizó Darwin como pasajero de su barco. Pues bien, leyendo la parte dedicada a los preparativos del viaje, me topé con una curiosa historia relacionada con los cronómetros del barco. Para evitar tergiversar nada, reproduzco textualmente las palabras de Peter Nichols al respecto (capítulo 11):

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Balance de fin de año... y felicidades para todos

Visto y considerando la altura del año a la que estamos, y teniendo en cuenta que se viene una seguidilla de días donde no voy a tener tiempo para sentarme a bloguear, creo que es muy sensato hacer un balance y dar los consabidos saludos de fin de año. Desde hace unos cuantos años, al llegar a finales de diciembre hago la misma reflexión: "ufff, ¡qué año! espero que el próximo sea más tranquilo". De más está decir que esto no se cumple nunca. Cada año me sorprende con nuevos y renovados compromisos, problemas, imponderables, oportunidades, y bla, bla, bla. Si bien en esta oportunidad no he llegado al 22 de diciembre arrastrándome (una metáfora muy cercana a la realidad, al menos el año pasado), los primeros diez meses del 2015 me agotaron. Como siempre ese agotamiento tiene dos fuentes primarias, el trabajo y el hogar, pero en 2015 tuvo un condimento especial que creo hizo todo más difícil. Me refiero a la discusión y polarización política que se vivió este año. Hace tiempo ya que se viene hablando de la famosa "grieta", de las dos Argentinas, nosotros y ellos, etc, etc, pero este año se rompieron todos los récords. Las política se ha metido en todos los recovecos de nuestras vidas, incluyendo los más retorcidos intersticios de la vida familiar o las amistades. He llegado al punto donde me genera cierta tensión interna saber que tengo que ver a XX o a YY, porque ya sé cual va a ser el tema de conversación, y ya no tengo ganas de polemizar. La hipocresía ha llegado a niveles inauditos, porque unos y otros dicen una cosa y hacen otra (entre el Facebook y la TV ya he visto y leído disparates de todo calibre). Por todo esto, y apelando a mi ingenuidad y mis recuerdos infantiles de Papá Noel y los Reyes Magos, quisiera que en 2016 nos encuentre un poco más unidos, tirando del mismo carro, y no tirándonos misiles entre nosotros.

Encuentro perturbadora a tu falta de alegría [Fuente].

viernes, 18 de diciembre de 2015

Cuando soñábamos con otros mundos

Este año ha sido pródigo en noticias de astronomía. Sin lugar a dudas el foco estuvo puesto en la increíble misión New Horizons, que sobrevoló Plutón en el pasado mes de julio. Pero no solo fue esto, sino también las noticias relacionadas con Marte, Encélado, la sonda Dawn sobrevolando Ceres, y las contingencias de la misión Rosetta en el cometa 67P/Churiumov-Guerasimenko. El año que viene nos deparará más noticias de Plutón, de Ceres, y tendremos la llegada de la sonda Juno a Júpiter. Sin embargo, todas esas novedades, todos esos descubrimientos, y todos esos proyectos futuros fueron posibles porque hace un siglo, y más, hubo personas que soñaron con llegar a las estrellas. Cuando busco información histórica, de cualquier tipo, en diarios y revistas viejos, no puedo evitar tomar nota del tratamiento, con la visión y limitaciones propias de la época, de los estudios sobre otros planetas y el futuro de la astronáutica. Por eso se me ocurrió la idea de hacer un rejunte de viejas noticias relacionadas con nuestro sistema solar. Como de costumbre, no se trata de una recopilación exhaustiva ni guarda ninguna lógica especial, simplemente se trata de un compilado al estilo "Bahía Sin Fondo": Azaroso.

Antigua ilustración medieval que muestra la concepción del Universo de aquel entonces, con la esfera de las estrellas fijas como fondo, y más allá se extiende otro mundo diferente [Fuente: La Máquina de Von Neumann].

El sistema solar representado con la estética propia de los años '50 [Fuente: Pics about space].

lunes, 7 de diciembre de 2015

Los libros que nunca terminé de leer

Hace un par de semanas que, por diversas razones, no logro concentrarme como para leer un libro. He tratado de empezar tres libros diferentes y los abandoné, no en forma definitiva, desde la primera noche. Tengo la cabeza bastante abrumada de cosas y siento que leo, pero no entiendo, y por lo tanto, no me engancho. Estimo que es una cuestión circunstancial, y que una vez superado este (largo) transitorio, voy a retomar mi lista de lectura, que siempre está creciendo. Pero esta situación me ha llevado a plantearme el caso de aquellos libros que comencé pero que jamás terminé, tema que también he visto reflejado en otros sitios de internet. Haciendo memoria no he podido recordar muchos, pero sí los más emblemáticos, aquellos que por una u otra razón, lograron torcerme el brazo y los dejé abandonados sin molestarme por saber como terminarían. Hete aquí entonces un pequeño repaso de estas obras que nunca terminé de leer.

Hay libros que son leídos por millones, mientras otros guardan polvo durante siglos [Fuente: Lifehack].