lunes, 23 de diciembre de 2013

El calamar argentino que se coló en una moneda

A los efectos prácticos el año ya está finalizado. Sumando asuetos, feriados, y días de fiestas, no quedan más de 2 o 3 días hábiles antes de empezar con el 2014. Por eso es que voy a aprovechar a compartir una curiosidad muy breve que encontré hace unos días. Se trata de una de las tantas emisiones numismáticas conmemorativas del Reino Unido, que las acuña  con la denominación de algunas de sus colonias, incluyendo las que violan derechos soberanos, como el caso de Malvinas. La cuestión es que, en el año 2007, el banco de Inglaterra emitió una serie de monedas de 1 Crown (Corona) para conmemorar el 20° aniversario de la industria pesquera en Malvinas. La moneda, como es típico en las emisiones británicas, tiene el perfil de la reina Isabel II en el anverso. Lo curioso se encuentra en el reverso, donde aparece una silueta de un calamar, más precisamente, de un ILLEX ARGENTINUS, o si les gusta más en inglés, un "Argentine shortfin squid" (también Ommastrephes argentinus, Illex illecebrosus argentinus, etc.).
1 Crown de las islas Malvinas, año 2007, N° de catalogo KM147 [Fuente:Krause World Coins 2001-2011 5 Edition]


Seguramente es una tontería, pero no deja de llamarme la atención que se use un calamar argentino para conmemorar un aniversario británico, especialmente teniendo en cuenta que la cuestión pesquera es uno de los puntos calientes en la relación entre Argentina y Reino Unido. Y otra reflexión al paso: la moneda conmemora los 20 años de industria pesquera en las islas (1987), pero teniendo en cuenta que la guerra fue en 1982, eso quiere decir que dicha industria no existía antes. ¿Cómo? ¿Se acordaron de desarrollar industria en las islas a partir de la guerra? Llamativo...

sábado, 21 de diciembre de 2013

Otras cosas que también compartí durante 2013

Como ya es casi una costumbre [ver 1 y 2], aprovecho que estamos en las últimas semanas del año y hago una recopilación de cosas que pueden o no estar relacionadas temáticamente, pero que de alguna forma llamaron mi atención. Es simplemente una pequeña muestra de otras cosas que también leí y a las que me hubiese gustado dejar un hueco en el blog... pero ya tengo demasiado con las que estoy escribiendo como para lidiar con estas otras. Así que en su momento las fui compartiendo en el Facebook, y ahora me parece una buena idea seleccionar algunas de ellas para compartirlas con los seguidores del blog. El orden en que aparecen es azaroso, y no implica mayor o menor calidad.

1.
Después de 37 años, otro artefacto de manufactura humana está rodando por la superficie de la Luna. El programa espacial chino, que pasaba desapercibido hace 10 años, está avanzando a pasos agigantados. Después de la mítica carrera espacial entre EEUU y URSS, la China comunista (ultimamente me pregunto si es que les queda algo de comunistas...) toma la posta y vuelve a la Luna. Pero sus planes no se agotan allí, todo apunta a que se van a intensificar las misiones espaciales y que el objetivo final es Marte. ¿La agencia espacial China dejará atrás a la NASA, la ESA, y Rusia, en la carrera a Marte? Quien sabe, todo es posible...

Yutu desciende a la superficie de la Luna [Fuente: Eureka]

lunes, 2 de diciembre de 2013

El infinito encanto de las matemáticas

Hoy terminé con una serie de compromisos laborales, lo cual me ha dejado un poco de tiempo libre como para dedicarme al blog. No creo que esto se extienda mucho más que a mañana, así que voy a tratar de ser breve. Hace un tiempo que vengo juntando algunas curiosidades matemáticas que no guardan ninguna relación entre sí, pero que de alguna manera me han sorprendido, así que... ¿por qué no enumerarlas aquí?


1) Desde Futility Closet me llega un enunciado que me parece tan simple que tuve que leerlo dos veces para encontrar el truco. La pregunta es muy simple: ¿puede un número irracional elevado a una potencia irracional dar como resultado un número racional? Recordemos que los números irracionales son aquellos números que no pueden ser expresados como un cociente de dos números enteros. Pues bien, la respuesta es un rotundo "SÍ", y para ellos basta un ejemplo. El número


podría ser racional o irracional. Sí fuese racional, ya estaría demostrado. Si no lo fuese, entonces

lo demostraría.

Simple, ¿no es cierto?


jueves, 21 de noviembre de 2013

Recuerdos del vapor Vesta

Para no desentonar con el artículo anterior, voy a seguir con otra de esas noticias rescatadas de diarios antiguos. Se trata de un ejemplar del (casi) mítico semanario Golfo Nuevo, del sábado 16 de febrero de 1946. Allí aparece una nota titulada "Una simpática excursión visitó Puerto Madryn", que relata la visita a la ciudad por parte de un contingente de personas del valle, pertenecientes al culto protestante. El cronista de la nota relata parte de una entrevista con uno de ellos, un anciano que había llegado a la zona en el contingente del vapor Vesta... pero mejor les dejo que lean la nota original:
Semanario Golfo Nuevo, página 3 de la edición del sábado 16 de febrero de 1946 [Fuente: Biblioteca Sarmiento]

jueves, 7 de noviembre de 2013

Una botella perdida en el lago Argentino

Excede el propósito y alcance de este blog ponerme debatir o analizar las situaciones que me llevan a tenerlo un poco descuidado. Por varios motivos me temo que esto seguirá así hasta que empiece el próximo año, pero trataré de que no sea tan así. Por eso es que la nota de hoy es muy, pero muy breve. Simplemente quiero compartir un pequeño recorte de diario de hace medio siglo. Se trata de la edición del diario La Nación, del viernes 30 de Mayo de 1958, en donde aparece una noticia breve titulada "Botella perdida":



Botella Perdida

RIO GALLEGOS, 29- Con la dirección del delegado de turismo de la provincia de Santa Cruz, Sr. Oscar R. Fernández Vidal, se están realizando averiguaciones en la zona del lago Argentino destinadas a ubicar el lugar exacto donde el investigador argentino Francisco P. Moreno dejó una botella con datos y observaciones que realizara en su primer viaje por la Patagonia, en 1874, cuando el presidente Sarmiento le encomendó tal tarea.

Se entiende que la botella fué dejada por el perito Moreno en el lugar denominado Punta Banderas, pero nada más se pudo saber hasta ahora.


Yo había leído de una botella dejada por Feilberg en 1873 en el lugar denominado con su nombre (Punta Feilberg), al pie de un remo sobre el que ondeaba la bandera argentina. Pero nunca leí nada sobre una botella enterrada por Moreno en Punta Bandera. En fin, otro misterio más de la Patagonia sobre el cual ahondar. Dejo el tema abierto a debate, y me despido hasta la próxima (sea cuando sea...)

viernes, 1 de noviembre de 2013

La distópica visión de "Un mundo feliz", de Huxley

No tengo mucho tiempo para estar al día, entre otras cosas, con las novedades del género de ciencia ficción. Para decirlo de otra forma, le he perdido el tren hace rato. Pero como sigue siendo uno de mis favoritos, al menos trato de saldar deudas pendientes con algunos clásicos. Hace unos meses me dediqué a la saga Odisea Espacial, de Clarke, y ahora acabo de terminar con otro clásico: Un mundo feliz, de Aldous Huxley. Esta es una novela que mas que de ciencia ficción es de ficción distópica. El eje del libro no es tanto la cuestión tecnológica, aunque está presente, sino la forma en que ha evolucionado la sociedad humana en un futuro ubicado seis siglos por delante. La humanidad en la novela de Huxley es casi perfecta, hay salud, juventud, y placer, y se han erradicado la guerra, la enfermedad, y la vejez. Sin embargo, todo esto se ha logrado a un alto precio, eliminando la familia, la diversidad cultural, el arte, la literatura, la religión y, especialmente, la libertad.


En la sociedad feliz de Huxley las personas nacen por tecnología reproductiva y cultivos humanos, ya nadie tiene hijos ni forma parejas estables. Los niños al nacer son divididos en castas denominadas como alfa, beta, gamma, delta, y épsilon, y de esta forma son condicionados mediante una técnica denominada hipnopedia para poder manipularlos sin inconvenientes en su adultez. Desde el mismo momento de su concepción (o cultivo, para ser más exacto) las personas ya tienen programado su trabajo, y en cierta manera, su vida completa. Existe un organismo que controla casi todo el mundo, denominado como el Estado Mundial, que ha reemplazado a las naciones, que provee a la población de una droga llamada soma, la cual es definida en una parte del libro como un producto que tiene todos los beneficios del Cristianismo y el alcohol, pero sin sus defectos.

miércoles, 9 de octubre de 2013

Puerto Lobos: Nuevas noticias del ayer

Hay temas sobre los que no puedo evitar volver, que tienen un magnetismo especial. Hace bastante tiempo que tenía pendiente escribir algo más sobre Puerto Lobos. De a poco, he ido recolectando información dispersa sobre ese rincón olvidado de la Patagonia, ese pueblo fantasma que me trae recuerdos de mi infancia. Decidí que la única forma de mostrar toda esta información es hacer un rejunte, lo más ordenado posible, de estas pequeñas cosas y, como las fuentes son bastante dispares, ir comentando cada una en forma individual. Así que no me demoro más con palabrerío y voy a lo que importa: las nuevas noticias sobre el antiguo Puerto Lobos.


1) Aventuras y desventuras de un maestro en la década del veinte
El año pasado encontré un viejo libro con un interesante testimonio de la Patagonia, que incluye un capítulo completo dedicado a Puerto Lobos. Se trata del libro ¡Patagonia! Del diario de un maestro, de Santos Romano (1934). El autor fue designado en Puerto Lobo (sic) en agosto de 1927, para hacerse cargo de la escuela primaria del lugar. El panorama con el que se encontró fue un poco desilusionador, según sus propias palabras:
Fui recibido por el bolichero y por el encargado del Destacamento Policial. Me costó trabajo creer que este último era el representante de la autoridad. Un tipo vulgar, de chambergo, alpargatas y breches.
El boliche-fonda es un amplio edificio de madera forrado con chapas de cinc. Al norte del boliche (a 150 metros) está el local del destacamento policial y a la izquierda de éste (a 100 metros) el rancho-escuela: ambos construidos con adobes y techos de cinc.
En una pieza del boliche funciona la oficina de Correos y Telégrafos.......
PUERTO LOBO
El nombre proviene del anfibio que más abunda en la costa patagónica.
En cuanto a la denominación de “puerto" sólo queda hoy el recuerdo de lo que fue.
La implantación de aduanas provocó la clausura de muchos puertos y por consiguiente la despoblación de la zona costanera afectada.
En otros tiempos atracaban en Puerto Lobo los vapores de ultramar y por intermedio de la casa importadora y exportadora de los señores Peirano-Podestá, se efectuaban todas las transacciones comerciales de la región.
Los viejos pobladores del lugar recuerdan todavía esos tiempos de esplendidez.
Ya no atracan vapores. Y para colmo, ni siquiera llueve lo necesario.
Del gran establecimiento comercial, sólo quedan dos vestigios simbólicos: enormes montones de botellas vacías y dos grandes cisternas.
¡Malditas botellas! Protagonistas de mil dramas de dolor y de miseria; testigos de infinitas iniquidades.
En cambio, los dos algibes (sic) de material, elevan sus cilíndricos brocales a varios pies del arenal sediento y sólo esperan el líquido vivificante y maravilloso que apaga la sed, fortalece el cuerpo, entona el espíritu y prolonga la vida.

Me encantaría profundizar un poco más en aquellos años donde los vapores atracaban en Puerto Lobos. La compañía Peirano-Podestá tenía barracas en San Antonio Oeste, y no parece descabellado que hubiese operado en la zona. En cuanto a las cisternas, tengo mis dudas, pero podrían ser las que se encuentran frente a las ruinas del hotel (las cuales, por supuesto, no fotografié en mi última visita).


Portada del libro de Santos Romano


viernes, 13 de septiembre de 2013

2001 - 2010 - 2061 - 3001

No me volví loco, al menos no más de lo que ya estaba, ni es una adivinanza matemática. Se trata de la saga de novelas de Arthur Clarke, "Odisea en el espacio". Hace unos días terminé de leer la última de ellas (3001), y pude cerrar la historia que comencé, como es mi costumbre, por la mitad. A fines de 2010 leí, como para ser consecuente, 2010 Odisea dos (ver aquí), y hace unos meses conseguí el resto de la saga y me aboqué a leerlas en la secuencia cronológica natural.

Decir algo sobre esta saga, y sobre el autor, es casi innecesario. Creo que hay miles de textos escritos sobre él. Escritor y científico, comenzó su carrera como especialista en radares, durante la Segunda Guerra Mundial, y continuó luego por estudiar matemáticas y física. Sus estudios sentaron las bases, entre otras cosas, de los satélites en la órbita geoestacionaria (por eso también se la llama Órbita de Clarke). Su incursión en el género de la ciencia ficción se dio a fines de la década de 1940, con sus primeros cuentos y novelas.

El monolito negro, de proporciones 1 x 4 x 9, que altera el curso de la evolución de los primeros homínidos [Fuente]

sábado, 7 de septiembre de 2013

Visto y leído: Preservando el pecio de Bahía Galenses

Hace un par de años dediqué un par de entradas al pecio (resto de un naufragio) que se halla cerca de Punta Cuevas, más exactamente, en el sector de la costa denominado como Bahía Galenses. En aquel lugar, a un centenar de metros de la costa, se hallan los restos de un barco del siglo XIX, que quedaron a la vista a principios de este siglo. Debido al aumento de la erosión costera, producto de la desaparición de médanos, afloraron estos restos y desde entones se ha estado investigando acerca de su origen e historia. Se los ha denominado como "Bahía Galenses II" (BGII), para distinguirlos de otros restos que hay cerca de allí, identificados como BGI. Al parecer los restos ya estaban cuando arribaron los colonos galeses, el 28 de julio de 1865 (ver testimonios de Lewis Jones y Thomas Jones), y podría pertenecer al barco ballenero Dolphin, que zozobró en la zona de Península Valdés en 1850, y cuya tripulación fue rescatada por Piedra Buena.

Desde hace un tiempo se viene dando un debate en torno a este pecio (y por extensión a los otros que hay en las costas de Madryn), acerca de como preservarlo. En el caso particular del BGII, se estuvieron manejando diversas alternativas, pero finalmente se optó por preservar los restos in situ, cubriéndolos para evitar actos de vandalismo, y a su vez para proteger a los bañistas que andan por el lugar. De esta forma se  brindará una protección adecuada de los restos arqueológicos al imitar las condiciones ambientales previas a su desenterramiento, manteniendo la humedad, evitando la erosión, y reduciendo la actividad biológica.

Afiche de difusión. Agradezco a Hugo Álvarez, de la APC, y a Any de Sousa Joao, de la Secretaría de Cultura de la provincia de Chubut, por los créditos de la foto.

La municipalidad de Puerto Madryn, en conjunto con la Asociación Punta Cuevas, la secretaría de cultura de la provincia del Chubut, y la Asociación de Guías de Turismo Profesionales de Chubut, ha realizado una visita guiada al lugar, para poder apreciar el pecio tal como se encuentra ahora. La semana del 16 al 20 de septiembre se procederá a cubrir el pecio con bolsas de arpillera plástica rellenas con suelo-cemento (mezcla de limo, arena y cemento) que se endurece en contacto con el agua. A partir de entonces pasará a estar oculto quien sabe por cuantos años más. Esperemos que sean pocos, y que pronto todos podamos apreciar los restos de este barco en algún ambiente acondicionado para tal fin.

Nota del 13/Septiembre/2013: Les paso un par de enlaces adicionales de la Secretaría de Cultura del Chubut donde se pueden ver fotos de la visita guiada al BGII, y sobre los preparativos para el operativo de preservación de los restos del naufragio.

viernes, 30 de agosto de 2013

Algunas referencias sobre emprendimientos pesqueros en el Golfo Nuevo a principios del siglo XX

Hace poco más de un año publiqué una nota dedicada a Bahía Cracker, y las ruinas del saladero que allí se hallan. Como parte de la investigación, me encontré con bastante material dedicado al tema, donde se coincidía que la primera fábrica de conservas que operó en Argentina estuvo radicada en Madryn. Unos días después recibí un comentario del señor Hugo Álvarez, en el grupo de Facebook Madryn Olvidado quien me puso al tanto de que en el año 1898 el periodista Payró ya había visto los galpones en Bahía Cracker, y posteriormente complementé este dato con el testimonio de Moisset, quien alegó haberlos visto en 1899 [ver aquí]. Eso terminó por intrigarme más, por lo que redoblé la búsqueda de información al respecto.

Andrés Jozwicki, en su libro "Historia de los puertos de Chubut", dice que:
"Se registra como uno de los primeros establecimientos para la elaboración de pescado en la zona, el instalado en Bahía Cracker cerca de 1900. Bahía Cracker se ubica en la parte interna del Golfo Nuevo, a unos 15 kms de Punta Ninfas.
Aquella planta fue construida por la familia Daleoso, emparentados posteriormente con la familia Corradi y fue una fuente de trabajo para la radicación en la zona de la familia holandesa Den Dulk.
Los materiales para su construcción fueron desembarcados directamente sobre la bahía y como no disponía de frigorífico, la conservación de la materia prima se dispuso bajo tierra, en una especie de sotano.
El método de pesca era con chalanas (pequeños botes de madera con remos) fabricadas por los mismos pescadores. Las compras se realizaban en Madryn, aunque no había caminos que lo conectaran. Muchas de esas compras se realizaban por trueque de mercadería"

martes, 20 de agosto de 2013

A fin de cuentas, ¿quien la tiene más grande?

Pensaba empezar por aclarar el título, pero voy a dejarlo a criterio del lector. Esta nota la tengo en mente hace un par de años, casi desde que nació este blog. Como otras tantas, la fui dejando en un rincón, donde se llenó de telarañas virtuales y quedó al borde de la papelera de reciclaje. Pero gracias a la charla con mi hermano en las pasadas vacaciones, a la nota anterior sobre los premios Ig Nobel, y a que he vuelto a uno de mis primeros amores literarios, la ciencia ficción, decidí desempolvarla y ponerla en condiciones. Ya voy a volver a mis acostumbrados artículos sobre la Patagonia, de hecho tengo un par casi listos, pero por ahora me tomo otro recreo para sumergirme en el espacio profundo.

Desde chico me fascinaron las naves espaciales, tanto las reales como las de ficción: El transbordador, las Voyager, la MIR, entre las reales, y cosas fantásticas como los destructores imperiales de Star Wars, las naves de Robotech, o el Enterprise. Sin embargo, en todos los casos, siempre me quedó la duda sobre los tamaños absolutos, y relativos, de todas estas naves. El caso de las reales es el más fácil, ya que con una mínima búsqueda en Internet esa información se consigue rápidamente. Pero, ¿las otras? Bueno, resulta que esa información también está en la web... y vaya si es interesante ver algunas comparativas.

Un F-14 (abajo a la izquierda) a escala con un X-Wing (arriba a la izquierda), un TIE Figther (centro), y una nave alienigena de la película Independence Day. [Fuente: Jeff Russell's Straship Dimensions]

La mejor web que vi es la de Starship Dimensions, seguida por la comparativa de Star Trek Minutiae. Existen muchas otras, pero creo que estas dos con las más completas, aunque mejor es verlo que decirlo. Así que, como de costumbre, voy a tomar algunos ejemplos arbitrarios para ilustrar la situación.

jueves, 1 de agosto de 2013

Cuando la ciencia no parece ciencia: Los premios Ig Nobel y otras cosas igualmente extrañas

Hace unos días mi hermano me observó que, además de haber reducido el ritmo de mis publicaciones en el blog (situación que expliqué en la entrada anterior), cada vez publico menos entradas sobre otros temas que no tengan que ver directamente con la Patagonia. Me quedé pensando sobre esto y decidí desviarme un poco por el momento; y retomé uno de los tantos artículos que tengo empezados hace tiempo. Es sobre ciencia, sobre cosas absurdas, y también es un poco largo, así que no me digan que no les avisé.

La imagen del investigador es muy acartonada. El científico de las películas o de las publicidades suele estar un poco alejado de la realidad. Existe una imagen popular del ambiente científico que en algunos casos puede ser correcta, pero que en general no lo es. No escapan a este error de percepción los temas de investigación, que pueden ser de un contenido fascinante o aburrido, pero que en todos los casos parecen ser muy serios y trascendentales. La realidad es otra, y aquellos que trabajen en, o conozcan, el mundillo de la ciencia saben bien a lo que me refiero. Los científicos son, ante todo, humanos, y por lo tanto están presentes todos los defectos y virtudes del resto de sus congéneres. Lo mismo pude decirse de los temas de investigación, donde existen disparates que en el mejor de los casos puede tener sentido, pero otras veces no. Lo que determina que tiene sentido y que no suele ser el, valga la redundancia, sentido común, aunque no siempre es así.

Desde el año 1991 se entregan los premios Ig Nobel, que son una especie de parodia estadounidense del Premio Nobel, por los logros de diez grupos de científicos que "primero hacen reír a la gente, y luego le hacen pensar". Estos premios pretenden celebrar lo inusual, honrar lo imaginativo y estimular el interés de todos por la ciencia, la medicina, y la tecnología; y también servir como ejemplo de las cosas que no se deberían hacer. Según lo declarado por los organizadores, existen buenos logros que pueden ser incluso absurdos, y por otro lado, existen otros que son reconocidos a pesar del absurdo.

El canalla (stinker), la mascota oficial de los Ig Nobel..

Pero, en vez de seguir dando vueltas, me remito a los hechos. Acá van algunos, muy pocos, ejemplos de los premios entregados en los últimos años veinte años. Para profundizar un poco más y ver otras cosas incluso más raras, recomiendo entrar directamente en la página de los premios Ig Nobel, o a otras de las tantas que reproducen parte de esta información.


miércoles, 24 de julio de 2013

Tres años, y seguimos adelante

Hace tres años atrás, un sábado 24 de julio, me zambullí por primera vez en esta Bahía Sin Fondo de la web. Era una inquietud que me rondaba desde unos meses antes, hasta que dije "y bue..." y me suscribí a Blogger. Así pasaron tres años, y acá estoy, con el blog menos atendido de lo que me gustaría, pero aún vivito y coleando. En este tiempo el blog ha ido madurando un poco, y las temáticas se han ido consolidando. Si bien el tópico central está claro que involucra temas de la Patagonia, su historia y realidad, aún me reservo algún espacio para mis otras inquietudes, como lo son los temas científicos o las cuestiones literarias. Ultimamente no dispongo de demasiado tiempo, por lo que mis notas se van espaciando cada vez más, pero con más de 170 artículos publicados me puedo dar más o menos por satisfecho. También es cierto que me he vuelto más exigente y trato de no publicar cosas muy crudas, sino textos más o menos revisados a conciencia. Eso me introduce más demoras, pero bueno, es preferible calidad a cantidad.

En fin, no es mi intención llenar este espacio con mucho palabrerío sin sentido. Simplemente quiero decirles a todos los que siguen este blog con mayor o menor frecuencia que sigo estando aquí, que tengo material para seguir subiendo, y que pronto voy a incorporar algunas novedades. Mientras tanto, a seguir investigando y escribiendo. ¡Hasta la próxima!

miércoles, 3 de julio de 2013

Al final, apareció la placa con el aviso de las 51 millas sin agua

La entrada anterior del blog, titulada "Breves semblanzas del Madryn antiguo" (25/junio/2013), generó bastantes comentarios en el grupo de Facebook Madryn Olvidado. En dicha entrada, dedicada a algunos relatos de viajeros que pasaron por Madryn a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, hice mención a una placa de bronce que existía en la subprefectura de aquellos años:

AVISO DE AQUÍ HASTA LA COLONIA CHUBUT HAY 51 MILLAS SIN AGUA.
D'ICI JUSQU'À LA COLONIE CHUBUT IL Y A 51 MILLES SANS EAU.
THE DISTANCE FROM HERE TO THE CHUBUT'S COLONY IS 51 MILES WITHOUT WATER.
VON HIER BIS ZUR KOLONIE CHUBUT SIND 51 MEILEN OHNE WASSER.
DA CUI ALLA COLONIA CHUBUT VI SONO 51 MIGLIE SENZA ACQUA.
D'AQI HATE A COLONIA CHUBUT HA 51 MILHAS SEIN AGUA.

martes, 25 de junio de 2013

Breves semblanzas del Madryn antiguo

Hace un par de semanas leí una publicación muy interesante en el grupo de Facebook Madryn Olvidado, que me hizo recordar algunos relatos leídos en libros viejos donde se habla de Puerto Madryn. Se me ocurrió hacer una breve recopilación de esos fragmentos, para tener una idea de la visión de los viajeros que pasaron por nuestra ciudad hace un siglo. No se trata de una lista intensiva, porque no he tenido tiempo de buscar en forma específica estos artículos, pero creo que como muestra son interesantes.

1) La Australia Argentina: El escritor y periodista Roberto Payró, durante su trabajo en el diario La Nación, realizó una serie de viajes por el interior del país que dejó plasmados en dos libros. En uno de ellos, llamado la Australia Argentina, relata un viaje por la Patagonia, en donde se hace escala en Puerto Madryn.
16 febrero 1898. Acompañados, pues, por las toninas primero, y por las lentas medusas más tarde, fuimos a anclar en el fondo de Golfo Nuevo, en el Puerto Madryn, cabecera del ferrocarril del Chubut y puerto principal del territorio, que presentaba a nuestra vista un aspecto
desolado, con sus altos médanos apenas cubiertos aquí y allá por una vegetación achaparrada y pobre, con su puñado de casas diseminadas en la playa, como simples avanzadas de las otras poblaciones del interior. Desembarcamos por el muelle del ferrocarril, en que había un solo vagón de pasajeros, y que se utiliza para la carga y descarga de mercaderías. La vía, que arranca de allí, va trazando una curva hasta la estación situada la izquierda, al pie de las colinas arenosas que cierran el horizonte, y en torno de la cual se ha formado un pueblito con las casillas de los empleados de la empresa.
En la misma playa, casi al alcance de las olas, se levanta la subprefectura, viejo armatoste de madera que se mueve como un barco a cada golpe de viento, Y por cuyas rendijas sopla y silba el aire, que hace redoblar el hierro de canaleta del techo.
Más lejos, a la derecha, se ve el único edificio de material, del señor Pedro Derbes, progresista vecino que se propone ahora construir un hotel, o por lo menos una casa que dé abrigo a los pasajeros que aguardan -a veces varios días- el tren que ha de conducirlos al
interior. Para ello ha tenido que hacer no pocos esfuerzos: procurarse agua dulce para el barro, improvisar el horno y vencer dificultades de todo género. Pero ya se alza su cómoda casa sobre un montículo, cerca de la ola, y alrededor de el la están las pilas del excelente ladrillo que ha de servirle para construir su hotel.
En la pared de la subprefectura y bajo el alero, como tina prohibición y una amenaza, brilla una gran chapa de bronce en la que se lee grabado el siguiente:

AVISO DE AQUÍ HASTA CHUBUT HAY 51 MILLAS SIN AGUA.
D'ICI JUSQU'À LA COLONIE CHUBUT IL Y A 51 MILLES SANS EAU.
THE DISTANCE FROM HERE TO THE CHUBUT'S COLONY IS 51 MILES WITHOUT WATER.
VON HIER BIS ZUR KOLONIE CHUBUT SIND 51 MEILEN OHNE WASSER.
DA CUI ALLA COLONIA CHUBUT VI SONO 51 MIGLIE SENZA ACQUA.
D'AQI HATE A COLONIA CHUBUT HA 51 MILHAS SEIN AGUA.

domingo, 9 de junio de 2013

Dos de las tantas historias que encierra Malvinas

Un domingo 10 de junio de 1770, una escuadra española, al mando de Juan Ignacio de Madariaga, desalojó el enclave clandestino establecido por los británicos en Puerto Egmont. El miércoles 10 de junio de 1829, el gobierno argentino nombra al primer gobernador político y militar de las Islas Malvinas, Don Luis Vernet. El lunes 14 de Junio de 1982 se concretaba el cese al fuego en la guerra de Malvinas. Son tres fechas con mucho simbolismo en torno a la historia de Malvinas: la soberanía española en el principio, la argentina a continuación, y la ocupación británica al final. No es mi objetivo, por falta de tiempo para buscar y leer material, y para escribirlo también, entrar ahora en los múltiples debates relacionados con ese trágico capítulo de la historia. Lo de la soberanía sobre las Malvinas no me queda ninguna duda, como tampoco me queda ninguna duda de que la guerra fue un manotazo de ahogado de un gobierno ilegal para perpetuarse en el poder. He publicado en anteriores ocasiones artículos sobre una y otra cosa, que se pueden leer aquí: [Ref1] [Ref2] [Ref3].

Mapa francés de 1833 donde las islas son denominadas ambiguamente como Malouines o Falkland [Fuente: Wikipedia]


En fin, en esta ocasión quiero rescatar dos de las muchas historias que tuvo la guerra, y que forman parte del rompecabezas de Malvinas, que son Oscar Poltronieri y las islas Sandwich.

sábado, 1 de junio de 2013

¿Fue Colón el primero?

Como es habitual, voy a volver a usar la excusa de que estoy muy ocupado. Mi déficit de atención altamente procrastinado se encarga de reducir mi rendimiento en los escasos minutos (ni siquiera horas) que me quedan libres, así que tengo varios artículos empezados que no he podido darles un cierre decente. Pero, mientras tanto, no quiero dejar estancado al blog, así que aprovecho a compartir un tema que, como es costumbre, me ha tentado a investigar un poco más... pero solo un poco, porque no quiero desviarme en exceso. Se trata de la supuesta evidencia de contactos entre América y el resto del mundo previos a la llegada de Colón al Caribe.

Mapamundi de Henricus Martellus, del año 1489, en donde aparece una sospechosa península que algunos identifican como Sudamérica [Fuente]

Existen algunos mapas, raros ejemplares hallados en diversos lugares de Europa o Asia, donde se representan tierras que aparentemente corresponde con América. El mapa de Piri Reis es uno de ellos, donde parece verse parte del actual Brasil, sobre el que se ha discutido largo y tendido. Pero hay otro que me resulta mucho más intrigante, que es el de Henricus Martellus (1489), en donde se representa el mundo conocido en aquel entonces (África, Europa, y Asia), pero con el agregado de una peculiar península adicional en el extremo oriente. Al este de la península malaya, se puede apreciar una segunda península, más grande, que algunos investigadores han identificado como Sudamérica (y que se ha dado en llamar "la cola del dragón"). Hay una aparente correspondencia entre algunos puntos del mapa con ciertos accidentes geográficos de nuestro continente. Incluso, hay quienes han llegado a identificar la Península Valdés y el río Chubut en dicha "cola de dragón".

domingo, 19 de mayo de 2013

El mundo según LandSat

Como suele ocurrir, Microsiervos me sorprendió con una de esas aplicaciones que no entiendo cómo encuentran. Se trata del proyecto Timelapse, de la revista Time, en donde han compilado imágenes satelitales desde 1984 hasta 2012, que nos permiten ver como ha cambiado el mundo entero. Las imágenes empleadas fueron obtenidas por los satélites de la serie LandSat (EE.UU.), cuya misión es la observación en alta resolución de la superficie terrestre. Hasta el día de la fecha se han lanzado siete de estos satélites, que van desde el LandSat 1, en julio de 1972, hasta el LandSat 7, puesto en órbita en 1999. Pero más allá de los detalles técnicos de los satélites, que pueden verlos en las páginas especializadas, lo interesante del portal Timelapse es que nos permite ver en una secuencia de fotos, como han cambiado (y mucho) algunas regiones del planeta.

Cuando me toca probar alguna de estas herramientas, lo primero que hago es buscar cosas de la Patagonia. Los resultados fueron sorprendentes en todos los casos. No tanto porque no supiese que habían cambiado las cosas, sino cuanto lo habían hecho. La expansión demográfica o las cuestiones climáticas han operado cambios importantes en la geografía de la región, y algunos de ellos son al menos inquietantes. Pero bueno, en vez de seguir filosofando, voy a ir directo al grano con algunas imágenes que seleccione. Les recomiendo ir a dar un vistazo por su cuenta.

La cambiante Caleta Valdés
Es bien conocido que la boca de la Caleta Valdés se ha modificado en las últimas décadas, gracias al aporte constante de sedimentos por parte del mar. Antiguamente, a fines del siglo XIX y principios del XX, los barcos entraban en la caleta y navegaban algunos kilómetros en su interior. Sin embargo, una cosa es decirlo y otra verlo. En Timelapse se puede ver la secuencia de los últimos 28 años, y es notable como la boca de la Caleta parece estar animada, ya que se modifica todos los años. A modo de muestra, seleccioné dos que están separadas por 21 años.

Caleta Valdés, año 1986

Caleta Valdés, año 2007.

domingo, 12 de mayo de 2013

El riflero de Ffos Halen

Como he dicho en más de una ocasión, me gustan las historias relacionadas con los pioneros de la Patagonia. En particular, me interesa mucho todo lo relacionado con los colonos galeses y su gesta histórica en Chubut. Por ello, cuando descubrí El riflero de Ffos Halen hace unos años, a través de su blog de promoción, la anoté mentalmente entre los libros que debía leer. En mi último viaje a Madryn aproveché a comprarla, y recién ahora pude saldar esa deuda. El riflero de Ffos Halen es una novela del escritor chubutense Carlos Dante Ferrari, que fue finalista del premio "La Nación" 2001 y que actualmente va por su 4ta edición.

martes, 7 de mayo de 2013

La extraña visita del Malwa a Puerto Madryn

Acá estoy todavía, a pesar del prolongado silencio. Estas últimas dos semanas me han tenido a mal traer, y no le he podido dedicar tiempo al blog. Como siempre, tengo dos o tres artículos a medio armar, que se me han escapado de las manos, y muy poco tiempo para dedicarme a Bahía Sin Fondo. Pero para evitar que la espera se haga muy larga, les voy a compartir un breve artículo que tengo guardado hace un tiempo. Trata sobre Madryn, pero es tan vaga que me deja muchas más preguntas que respuestas. Me refiero a una breve nota que salió en el diario The San Antonio Light, del martes 17 de Marzo de 1908, titulada "When the Malwa had the wobbling habit" (algo así como "Cuando el Malwa se bamboleo"). La nota es un relato del capitán del bergantín británico Malwa, quien se refería a un viaje a Puerto Madryn. A continuación les voy a transcribir algunos párrafos, y de antemano les pido perdón por la traducción, pero fue un texto algo difícil de depurar.

martes, 23 de abril de 2013

La ciencia ficción a la luz de la física

Los amantes de la ciencia ficción sabemos que en nuestro género favorito se leen, o se ven, según sea el caso, muchos disparates. No me refiero a la ficción en sí, porque lo que hoy es ciencia ficción mañana es tecnología, sino a las cosas que son lisa y llanamente imposibles desde el punto de vista físico. El ejemplo clásico son las batallas de naves espaciales, como las de Star Wars. La posibilidad de que haya batallas espaciales en un futuro muy, muy lejano, no las podemos descartar. Al fin y al cabo la Humanidad se masacró por tierra y mar durante milenios, para pasar a matarse también desde el aire en el pasado siglo. Podemos discutir horas sobre la conveniencia y viabilidad de esas batallas. Ahora, lo que es físicamente imposible es que las naves se destruyan disparándose con rayos  láser... y escuchemos las explosiones en el espacio. En el espacio hay vacío, ergo, no pueden propagarse las ondas sonoras. Pero esto no es nada, comparado con otras cosas que andan dando vuelta... y si no, preguntenle al Sergio Palacios, el autor de dos libros sobre el tema: La guerra de dos mundos y Einstein versus Predator.


martes, 16 de abril de 2013

Quince años podrían ser nada

(Un ensayo acerca del tiempo y de mis sentimientos)

Había una canción, o una película, a esta altura no le tengo muy claro, que decía “veinte años no es nada”. Podría decir que la recuerdo con tan poca claridad que no estoy seguro de si son veinte años o solo diez, por lo que me voy a quedar con un número intermedio: quince. En fin, a los efectos de lo que quiero plantear da lo mismo, es un brevísimo ensayo improvisado sobre el tiempo, sobre como se nos escurre de los dedos, sobre como la vida pasa con cierta desidia a su lado.

Quince años pueden ser mucho o poco, todo depende del cristal con que se mire. Para países milenarios, como China o Egipto, quince años son apenas una página más de la historia, un susurro en medio de un estadio repleto de personas coreando al ritmo de un recital. Para estados más jóvenes, como Timor Oriental o Montenegro, representa casi todo el tiempo de su existencia.

Quince años pueden ser una eternidad o un parpadeo cósmico, todo depende del lugar en que nos toque vivir. Quince años de hambre, miseria y guerras de quienes viven en esos lugares del mundo donde la cordura ha desaparecido con la misma velocidad que un vaso de agua en el desierto del Sahara, equivalen a quince mil años de insulsas y extremadamente cómodas vidas de aquellos que demoran sus horas en torres de cristal y realidades de shopping. Quince años pasan como un vendaval para los que nunca han tenido una carencia en su vida y han podido dedicarse a satisfacer cuanto capricho han tenido.

domingo, 7 de abril de 2013

La bala que dobló la esquina

Esta entrada se la dedico a un tema de esos que encuentro de pura casualidad, de esas casualidades que cada vez más abundan por mi vida. La expresión "la bala que dobló la esquina" la recuerdo con cierta nostalgia porque era una expresión muy común de mi padre para cuando quería referirse a algún suceso inverosímil o disparatado (al igual que aquella otra del "pelado con trenzas", pero no encontré ningún pelado que viniese al caso en esta historia).

En la web de la biblioteca de investigación del Ejército de EE.UU. (CARL, Combined Arms Research Library) se puede encontrar, entre muchas otras cosas, una gran cantidad de material relativo a la Segunda Guerra Mundial (SGM). Allí, por ejemplo, se puede dar un vistazo a los partes y ordenes de batalla relativos a los frentes europeo y asiático, con mapas, tablas, y un largo etcétera de datos. Es algo muy tentador para los que estudian, o son lisa y llanamente fanáticos/freaks, temas relacionados con la SGM. Confieso que les di un vistazo, pero muy superficial, la verdad es que no puedo detenerme mucho en esto. Pero bueno, no era de esto lo que quería hablar sino de la colección de revistas de la Military Review. Allí encontré, buscando referencias a la Argentina en los años de la guerra, un artículo de lo más curioso, porque trata literalmente sobre "La bala que dobló la esquina". En la edición de enero de 1946 de Military Review aparece una breve nota, en la sección Military notes around the world, titulada "La carabina de caño curvado", en la cual se describe una extraña carabina del ejército alemán.

Dibujo de la carabina de caño curvado, aparecido en la revista Military Review de enero de 1946.

sábado, 23 de marzo de 2013

Operación Golfo Nuevo (1958)

Este es uno de los tantos temas que tengo en carpeta hace varios meses. Por uno u otro motivo no encontré el tiempo hasta ahora para tratarlo, pero, si no surge nada que me obligue a dejarlo, voy a continuar en al menos dos entradas más. Los submarinos intrusos en las costas del Golfo Nuevo, en 1958 y 1960, y en el Golfo San Jorge, en 1959, me han intrigado desde hace mucho, desde que me contaron la historia durante mi niñez. Su historia sigue rodeada de un aura de misterio, con demasiadas hipótesis para explicarlo. No pretenderé desvelar el misterio aquí, pero al menos trataré de repasar los hechos y las conjeturas tejidas a su entorno.

Todo comenzó el miércoles 21 de mayo de 1958, unos kilómetros al noroeste de Bahía Cracker. Parte de la flota argentina se encontraba en las inmediaciones del Golfo Nuevo, realizando maniobras. Los cruceros General Belgrano, 9 de Julio y La Argentina se hallaban fuera del golfo, mientras que los destructores Buenos Aires, Entre Ríos, Misiones y Santa Cruz, estaban en el golfo. Además, también estaban el buque taller Ing. Iribas y los remolcadores Sanavirón y Charrúa, además de algunos aviones de la Marina.

Mapa de la zona publicado por el diario La Nación (24/Mayo/1958). Dentro del golfo se hallaban cuatro destructores de la flota, mientras que fuera se hallaban los tres cruceros, que no participaron de la persecución al submarino.

La fuerza de destructores realizaba una práctica a 15 millas de Puerto Madryn. Se trataba de un ejercicio de ecodetección para adiestramiento de operadores sonaristas. A las 10:35 el destructor Buenos Aires obtuvo un inesperado contacto de sonar, que minutos más tarde clasificó como perteneciente a un submarino realizando maniobras evasivas. Informa de la situación al comandante de la fuerza de destructores, Contraalmirante D. Benjamín Moritán Colman, quien organiza una UASCA." (Unidad Antisubmarina de Caza y Ataque). Como primera medida, el Buenos Aires lanza una carga de profundidad intimidatoria a las 10:51.

domingo, 17 de marzo de 2013

Mi Land Rover Azul, de Hugo Covaro

Hace un par de días terminé de leer "Mi Land Rover azul - Pequeñas historias del desierto", de Hugo Covaro, un libro de cuentos ambientados en la Patagonia profunda. Hugo Covaro es un escritor patagónico que tenía pendiente desde que leí la selección de cuentos de Julia Chaktoura. En mi último paso por Madryn lo encontré de casualidad en una conocida librería y no dudé en comprarlo. Es un libro muy cortito, apenas 98 páginas que comprenden 12 cuentos y algunas fotos, pero muy intenso. Será porque amo esta tierra o porque leí o viví alguna que otra cosa parecida a las que cuenta Covaro, no lo sé, pero el libro me gustó mucho. Los lugares, los paisajes, las personas... todo tiene ese aura mágico, casi irreal, de la Patagonia profunda.


Como muestra les dejo un breve extracto de uno de los cuentos. Muy recomendable para aquellos que quieran sentir y evocar esas tierras lejanas. Pero bueno, me dejo de tanto palabrerío para que pueda hablar el mismo autor. Nos vemos en la próxima.

"Aquella noche el buscador de flechas soñó con indios. Sin que se apercibieran de su presencia los veía pasar silenciosos, saturados de una resolana sepia, cargando los cueros y las varas de los toldos. Algunos llevaban arcos tan altos como un hombre y cerraban la caravana mujeres llenas de sombras acunando el débil pulso del fuego, que latía en tiznados cántaros de barro cocido. Cuando pensó que se alejaban, alcanzó a ver a un indio, que como sonámbulo, buscaba en la tierra amarillenta algo que había perdido y necesitaba recuperar. Un movimiento instintivo le guió la mano hasta el bolsillo de la campera y con angustia comprobó que estaba vacío.
Se despertó con un grito y hasta que entendió que estaba soñando un miedo torturante le secó la garganta. Las primeras luces del día trajeron también los ruidos familiares con que despierta la vida en el campo patagónico.
Cuando pasó de nuevo por el lugar donde encontrara las trece flechas pudo ver que grandes rastros de pies desnudos habían dejado sus marcas en la greda amarilla."
Trece Flechas - Hugo Covaro

viernes, 8 de marzo de 2013

El naufragio del vapor Presidente Roca

Después de un silencio prolongado, vuelvo con el tema de los naufragios en la zona de Península Valdés. Hace tiempo que lo tenía agendado, pero por una cosa u otra lo fui posponiendo. En pasado mes de enero estuve por Madryn y me pude hacer una escapada hasta el lugar donde se hallan los restos del vapor Presidente Roca, en las inmediaciones de Punta Cantor. Pero antes de hablar de esto, voy a comenzar por el principio de la historia. El vapor Presidente Roca era un carguero mixto botado en julio de 1896, con el nombre original de Maceio, para la empresa alemana Hamburg Süd. Tenía 91 metros de eslora y 12 de manga, con capacidad de carga de 4130 toneladas (TPB), y una tripulación de 40 hombres, y podía transportar 300 personas en 2º clase más 12 en 1º clase. En 1902 fue incorporado a la empresa argentina Línea Nacional al Sud (más que una empresa en sí, era un servicio de la Hamburg Süd), con el nombre de Presidente Roca y destinado al cabotaje entre los puertos de la Patagonia.

Vapor Presidente Roca [Fuente: Histarmar].


martes, 26 de febrero de 2013

Baychimo, el barco fantasma del Ártico, y otras historias parecidas

Días atrás algunos medios de comunicación trataron el tema del Lyubov Orlova, un crucero con bandera de las islas Cook que navega a la deriva por el Atlántico Norte. Se trata de un barco de 90 metros de largo, con capacidad para 110 pasajeros, que fue construido en la Unión Soviética en 1976. Estaba equipado para operar en la región antártica y, según lo que dicen los medios, años atrás solía hacer viajes de Ushuaia a la Antártida. El pasado 23 de enero el crucero estaba siendo remolcado desde Terranova a República Dominicana, donde iba a ser desguazado, cuando se rompió el cable que lo unía al remolcador. Desde entonces, está a la deriva. Al parecer se desconoce la ubicación del Lyubov Orlova, pero se cree que podría estar siguiendo la trayectoria contraria a la que efectuó el Titanic, en dirección a Irlanda. La nave, sin tripulación, luces ni balizas de localización, es un peligro para el tráfico marítimo y para el medio ambiente. La asociación ecologista francesa Robin des Bois alertó que si el barco llegara a colisionar, naufragar o tener alguna avería, podría liberar hidrocarburos y otros fluidos contaminantes. El barco, al estar en aguas internacionales y carecer de tripulación, parece ser que se encuentra en una, permitanme la analogía, deriva legal, ya que no existe legislación internacional para estos casos, ni organismo que pueda hacer de "policía".

La lectura de la noticia me trajo a la memoria algunas películas de terror olvidables, como las que solía ver en mi adolescencia o post adolescencia (Ghost Ship y Death Ship, con patéticas similitudes que incluyen hasta el afiche), y algunas historias de difícil confirmación sobre barcos fantasmas. Una búsqueda muy superficial por la web me trajo una lista de barcos entre los que se encuentran el mítico Holandés Errante, el Caleuche, el Erebus y el Terror, y el inevitable Mary Celeste. Sin embargo, el que me pareció más interesante fue el carguero Baychimo, una historia que había leído hace unos años sobre la que nunca tuve tiempo de escribir nada (hasta ahora).

El Baychimo atrapado en el hielo (1931) [Fuente: Abadia Digital]

domingo, 17 de febrero de 2013

Humo Humano

Por algún motivo vago e impreciso, alimentado por algunas barbaridades que se escuchan (o leen) por ahí, hace unos días saqué de la biblioteca un libro que leí hace un par de años. Se trata de Humo Humano: Los orígenes de la segunda guerra mundial y el fin de las civilizaciones, y su autor es Nicholson Baker, un escritor norteamericano. Es un libro muy peculiar, sin introducción, sin índice, y sin capítulos. Apenas un epílogo de dos páginas resume el pensamiento del autor. El resto del libro, unas 500 páginas, es un recorrido que va desde el final de la Primera Guerra Mundial hasta el 31 de Diciembre de 1941. Baker no cuenta los hechos con sus palabras, sino que deja que la cuenten los mismos protagonistas. Lo que se lee, o mejor dicho, "los que hablan", son los diferentes actores (principales y de reparto) de lo que fueron los bandos antagónicos en la Segunda Guerra Mundial. A través de recortes de diarios, panfletos, y una gran variedad de fuentes documentales, Baker reconstruye el largo, y trágico, camino a la guerra. De su lectura se puede inferir que la Segunda Guerra Mundial no fue una guerra "buena", como la pretenden evocar algunos, sino que fue una tragedia sin atenuantes. Hay dos temas que son tratados con especial profundidad: el bombardeo de poblaciones civiles y ausencia de iniciativas oficiales para salvar a los judíos perseguidos por el nazismo. Ambos serían los causales de la mayoría de las muertes durante el extenso conflicto.

viernes, 1 de febrero de 2013

La goleta Chubut

Hay algunos barcos que han quedado asociados para siempre a determinados fragmentos de la historia patagónica. La nao Victoria, de Magallanes, que fue la primera que arribó a nuestras costas, el bergantín Beagle, con Darwin y sus teoría de la evolución a cuestas, las fragatas Descubierta y Atrevida, de la expedición Malaspina, y un largo etcétera. Una de ellas fue la goleta Chubut, que tuvo una participación importante en la colonización de Chubut y Santa Cruz, así como en las cuestiones relativas a la soberanía austral.

La goleta Chubut fue adquirida por el Estado Nacional en 1865, con el fin de apoyar la colonización galesa en Chubut. Parece ser que era de origen escandinavo, de Noruega o Suecia, y su nombre original se ha perdido en el tiempo. Se la llamó “la goleta de Chubut”, luego simplemente “Chubut”, y el nombre se oficializó sin que mediara designación oficial. Es el tercer buque de la Armada denominado de esa forma. Se trataba de un barco construido con roble sueco, de 32,5 m de eslora, 8,3 m de manga, con un calado de 2,8 m y 120 toneladas de desplazamiento. Estaba armado con un único cañón de bronce, usualmente desarmado y guardado en la bodega, y su tripulación estaba compuesta por el Comandante, cuatro oficiales y treinta y dos marineros.

Dibujo de Pablo E. Arguindeguy basado en un cuadro de Silvestrini, pero con aparejo de bergantín-goleta [extraida del libro "Apuntes sobre los buques de guerra de la armada argentina"].

martes, 29 de enero de 2013

El largo camino a Llanfairpwllgwyngyll

Dejemos volar la imaginación. Supongamos, por un instante, que visitamos la isla de Anglesey, en el norte de Gales. Accedemos a la isla por la carretera A55, también conocida como la Autopista del Norte de Gales, a través del puente Britannia. Del otro lado del puente nos encontramos con un pequeño pueblo de unos 3000 habitantes, donde nos detenemos a estirar las piernas y tomar un reparador café. Pero al entrar pueblo vemos el cartel de bienvenida y nos damos cuenta que va a ser muy difícil de recordar su nombre, aún si podemos leerlo detenidamente:


¿Tiene algún sentido? Pues sí, traducido al castellano sería algo así como:
"La iglesia de Santa María (Llanfair) en el hueco (pwll) del avellano blanco (gwyngyll), cerca (goger) de un torbellino rápido (y chwyrndrobwll); y la iglesia de San Tisilo (llantysilio), cerca de la gruta roja ([a]g ogo goch)"

miércoles, 23 de enero de 2013

Fotos de Madryn de ayer y de hoy

Los contrastes entre el pasado y el presente son muy educativos. Nos permiten entender, cuantificar, y valorar, los cambios que se han producido con el paso de los años. Estos cambios pueden ser positivos o negativos, lo cual puede dejarnos impresiones tan antagónicas como la alegría por los avances y la tristeza por lo que ya no volverá a ser. No hablo de tristeza con una connotación contraria al progreso, estoy muy cómodo y a gusto con los inventos y avances de las últimas décadas, sino que me refiero a la tristeza, o nostalgia, por las cosas que se perdieron. Cosas como la vida tranquila de los pueblos, los silencios, la ausencia del consumismo, y otros. Pero la flecha del tiempo va en un solo sentido, así que tratar de resistirse a esto es absolutamente inútil.

En mi última pasada por Madryn hice un pequeño experimento. No se trata de nada novedoso, es una idea que ya han explotado otros, pero quise experimentarla por mi propia cuenta. La idea era simple: sacar fotos actuales de determinados lugares de la ciudad y contrastarlas con otras iguales pero más antiguas. Esto es muy sencillo de decir, pero se complica un poco en el terreno, ya que es muy difícil hallar el mismo punto donde se paró el fotógrafo de antaño. Además, los cambios en la arquitectura urbana hacen más difícil sacar algunas fotos, ya que hay obstáculos que antes no existían. Después de varios intentos, logré sacar algunas fotos de lugares emblemáticos de la ciudad. Por supuesto, no pude encontrar el punto justo donde pararme, pero al menos quedaron muy parecidas a los antiguos originales.

Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús
Esta parroquia, situada en la zona céntrica, es la más antigua de la ciudad (circa 1915). Por ello, su silueta aparece en muchas fotos antiguas. En particular me gustaron dos que fueron publicadas en el grupo Madryn Olvidado (de Facebook) por el señor Ricardo Carrizo Recchia. Una de ellas, tomada de frente, parece ser una de las clásicas postales de Foto James. La otra, por su parte, parece ser más antigua, a juzgar por los autos y la muchedumbre (¿una misa? puede ser...). En ésta, se puede ver el edificio original de la Imprenta Golfo Nuevo, la misma que editaba el (casi legendario) Semanario Golfo Nuevo, entre 1914 y 1954.

Vista de la parroquia. Se alcanza a apreciar una fracción de la plaza San Martín y la antigua imprenta Golfo Nuevo [Fuente: Madryn Olvidado].
Vista de la parroquia en el presente. La imprenta Golfo Nuevo ya no está, y en su lugar se alza la nueva parroquia del Sagrado Corazón de Jesús. Más a la izquierda, se puede apreciar el Concejo Deliberante y la Municipalidad de Puerto Madryn.