viernes, 28 de octubre de 2011

Como el mareógrafo de Puerto Madryn nos llevó al espacio exterior

UNO
En 2006 la Unión Astronómica Internacional (IAU) redefinió las categorías de los objetos celestes en tres tipos: planeta, planeta enano y cuerpo menor del Sistema Solar. En aquella reunión se "descendió" de categoría a Plutón, considerado un planeta hasta entonces, y se lo recatalogó como "planeta enano", pasando formar parte de un extensísimo conjunto de cuerpos celestes entre los cuales se hallan la mayoría de los asteroides y otros cuerpos que orbitan en el lejano cinturón de Kuiper. Antes de esta reunión existía un término algo vago, que era el de "planeta menor", que se usaba para algunos cuerpos difíciles de clasificar. A partir de entonces este término perdió su vigencia, aunque la IAU lo sigue utilizando para designar de forma genérica a todos aquellos cuerpos que, sin ser satélites, no han alcanzado un tamaño suficiente como para adoptar una forma esencialmente esférica (atributo identificativo de los planetas, sean enanos o no).

DOS
Esteban Terradas e Illa nació en Barcelona en 1883 y falleció en Madrid en 1950. Fue ingeniero de caminos, canales y puertos (el equivalente español del ingeniero civil de Argentina) e ingeniero industrial, y se doctoró en Ciencias Exactas y en Ciencias Físicas. Además de eso, tuvo tiempo de ser Catedrático de la Universidad Central de Madrid, de la Universidad de Barcelona, y profesor de las Universidades de Zaragoza, Buenos Aires, La Plata, y Montevideo. Fue distinguido como Doctor Honoris Causa por las Universidades de Buenos Aires, Santiago de Chile, y Toulouse; además de miembro honorario de la Asociación de Ingenieros Argentinos, y de la Sociedad de Ingenieros de Perú. Uno de los trabajos que realizó el doctor Terradas para la Universidad de La Plata fue el estudio de las mareas en el litoral marítimo argentino. Durante los años 1937 y 1938 recorrió todo el litoral atlántico y, entre otras cosas, sugirió la instalación de un mareógrafo de precisión en Puerto Madryn, así como otros secundarios en Bahía Cracker, Puerto Pirámides y Punta Delgada.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Salem's Lot

Hablar algo más sobre Stephen King a estas alturas es casi innecesario. Su extensa obra, su condición indiscutida de creador de best-sellers (perdón por usar la gastada palabreja en inglés), su numerosos seguidores y detractores, y un largo etcétera, lo han convertido en el centro de una enorme cantidad de notas, críticas y entrevistas. Es uno de mis escritores favoritos desde la adolescencia, desde que compré la antología "Four Past Midnight" (Cuatro Después de la Medianoche), libro que perdí un tiempo después al prestarlo. Si bien no me considero lo que él denomina como "lector constante", o sea, aquel que ha leído casi todas sus obras, creo que me encuentro a mitad de camino de ese título. Me quedan varios libros pendientes de leer, algunos de los más nuevos y otros del grupo de los clásicos. Sobre este último grupo he saldado una de mis deudas al leer "Salem's Lot (Edición ilustrada)" hace un par de semanas.

domingo, 16 de octubre de 2011

Día de la Madre

Lo de hoy es muy breve y conciso. No importa si este día se instaló en el calendario para incentivar las ventas, de todas formas es un buen momento para decirle a nuestras madres lo importante que son. Para ser justos, los 365 días del año son días de la madre, porque ellas no descansan desde que comienza el embarazo. Los hijos aprendemos a a ver y apreciar sus sacrificios con el tiempo, y en especial cuando nos toca ejercer el rol de padres. Así que más allá de los regalos y la cuestión puramente consumista, quiero dejar un saludo enorme a todas las madres que han pasado por mi vida: La mía propia, mi esposa, mis tías, abuelas, cuñadas, suegra, amigas, etc. A todas ellas...

¡Feliz Día de la Madre!

miércoles, 12 de octubre de 2011

El enlace Gallucci - D'Eramo en Caras y Caretas (1919)

La revista "Caras y Caretas" circuló entre los años 1898 y 1941. De tirada semanal, la revista tenía un estilo similar a algunas ediciones europeas de la época, en donde se publicaban tanto artículos de la actualidad como de sátira política (esta era una de las facetas distintivas), además de notas de divulgación científica y social, y colaboraciones literarias. Fue fundada en 1898 por José Sixto Álvarez ("Fray Mocho"), Eustaquio Pellicer y Emilio Mayol. Con el paso de los años surgieron dos versiones posteriores bajo el mismo nombre, una en 1982 (en plena Guerra de Malvinas) y otra en 2005, de la mano de Felipe Pigna.

En una entrada previa comenté que la Biblioteca Nacional de España (BNE) ofrece su servicio de hemeroteca digital, en castellano, que permite acceder a cientos de publicaciones de diarios y revistas entre los años 1683 y 1980. La hemeroteca de la BNE está muy bien indexada y tiene muchas opciones de búsqueda. Entre las tantas obras que integran la hemeroteca se encuentra una colección de la original "Caras y Caretas", que se puede consultar online o descargar integramente (esto es un arma de doble filo, porque los archivos pueden "pesar" desde 8-9 Mb hasta 30-35 Mb... y ocupan un buen lugar en el disco). A través de la hemeroteca de la BNE pude acceder a numerosos artículos históricos de la revista, en especial aquellos relacionados con mis temas de interés: Puerto Madryn, Chubut, la Patagonia en si misma. Sin embargo, lo que no esperé encontrar, y que encontré por una incipiente corazonada, fue... ¡una referencia directa mi familia! La genealogía familiar es algo en lo que me he metido de a poco, por pura curiosidad, y como parte de eso me dedico a recopilar cuanta información dispersa haya sobre mis abuelos, bisabuelos, y así sucesivamente. Debo reconocer que sobre mis bisabuelos sé bastante poco. De mis ocho bisabuelos, apenas conocí a una, Josefa, a los cinco años (es poco lo que puedo recordar) y del resto apenas si sé los nombres y nacionalidades, pero nada más. Bueno, nada más exceptuando a mi bisabuelo Regino. Gracias a mi madre he podido recuperar bastante de la historia de este ancestro mio y de su esposa, Josefa. Entre tantas cosas, sé que tuvo una fabrica de pastas en Villa Ramallo, "Gallucci Hermanos". Se me ocurrió, por un instante, que quizás Don Regino había podido publicitar su negocio en la prensa escrita. Verificar esto no representaba ningún esfuerzo, apenas había que entrar unas palabras claves y dejar al buscador de la BNE que se encargue del resto. El resultado fue que no encontré ninguna publicidad, pero... encontré esto otro en la edición Nº 1103 del 22 de 22 de Noviembre de 1919:

Portada del Nº 1103 de la revista "Caras y Caretas", del 22 de 22 de Noviembre de 1919.

sábado, 1 de octubre de 2011

El Kaiser (parte 2)

(... viene de la entrada anterior)

Sea como fuere la historia exacta del Kaiser, se convirtió en uno de los puntos de referencia del floreciente pueblo. Numerosas postales y fotos familiares lo rescatan del olvido y lo muestran encallado en la arena, ligeramente escorado, como un gigante dormido. Luego del desguace de la década del cincuenta (no he podido verificar el año exacto), el casco quedó reducido a la sección más baja, apenas poco más que la quilla. Sin embargo su silueta se percibe claramente en la arena mojada cuando la marea llega a su punto más bajo. Oxidado y castigado por el tiempo y el hombre, está cerca de cumplir un siglo en aquella tumba costera.

Vista sur del naufragio del Kaiser. A la izquierda estaría la proa, y a la derecha la popa. Al fondo se distingue el edificio del Ecocentro y Punta Cuevas.