viernes, 30 de julio de 2010

Un poco de tecnología retro: evocando a Commodore

La historia de la tecnología es un asunto que siempre despierta mi interés. Me gusta ver como evolucionan las tecnologías y como influencian, y a la vez son influenciadas, por los cambios socio-económicos. También resultan interesantes las historias personales detrás de las revoluciones tecnológicas: Los inventos fuera de su tiempo de Leonardo Da Vinci, Edison y Tesla con la disyuntiva corriente continua-corriente alterna, Steve Jobs y las innovaciones de Apple, y un amplio y variado etcétera. En este caso, quiero recordar un pequeño pedazo de historia que le es familiar a todo aquel que empezó en el mundo de la computación en la década de los '80, de la mano de las computadoras hogareñas (home computers). En particular me refiero al mundo de Commodore y Amiga (sin menospreciar a las otras plataformas en danza en aquel momento). Hace unos días leí en el excelente blog Microsiervos un artículo sobre el 25º aniversario del lanzamiento de la Commodore Amiga, en donde se comenta, con cierta nostalgia, las cosas que se podían hacer con una computadora en aquellos días. Después de leer ese artículo, recordé haber leído algo sobre la historia de Commodore en un correo electrónico que recibí hace algunos años. Confieso que suelo guardar los correos electrónicos con contenidos que se pueden tildar de "interesantes", y éste fue uno de ellos. Como dudaba de la veracidad de la cita del artículo, busqué un rato en internet hasta dar con una copia del original, el cual se puede descargar de la web de Scribd con una resolución un poco pobre (300 ppp).


Revista Byte - Agosto 1994 [Fuente: Scribd]

jueves, 29 de julio de 2010

145 años de aquel desembarco

Ayer tuve un día ajetreado, por lo cual me fue imposible escribir algo en mi naciente blog. Hoy tengo la situación (un poco) bajo mi control, así que aprovecho a escribir estas líneas para recordar un nuevo aniversario de la llegada de los colonos galeses a las costas de la provincia de Chubut (Argentina). La mañana de un viernes 28 de Julio, del año 1865, un contingente de colonos galeses a bordo del clipper Mimosa desembarcó en la orilla de la Bahía Nueva (Golfo Nuevo), en el lugar donde hoy se encuentra la ciudad de Puerto Madryn. Habían zarpado dos meses antes, el domingo 28 de Mayo del mismo año, desde el puerto de Liverpool. Eran 150 hombres, mujeres, y niños que dejaban atrás su tierra natal para empezar una vida nueva en otra tierra, en otro continente, en una región en la realidad y fantasía se mezclaban por partes iguales. Ellos escapaban de la opresión cultural y económica de Inglaterra, y soñaban con empezar una colonia nueva donde la lengua y cultura de Gales se pudiese perpetuar, con la Y Ddraig Goch flameando en el mástil. Años después, con el arribo de inmigrantes de diferentes nacionalidades, la región se desarrollaría más intensamente, y la cultura y lengua del país de Gales se diluiría lentamente. Hoy en día se intenta preservar ciertos rasgos distintivos de esta cultura, y se han establecido vínculos con Gales a fin de mantener viva la llama originaria de la colonización galesa.

El 28 de Julio también es la fecha en que se conmemora la fundación de Puerto Madryn. Los colonos galeses estuvieron pocos meses en Puerto Madryn, la falta de agua potable los hizo migrar más al sur, en busca del río Chubut (Chupat, como lo denominaban los tehuelches). El nacimiento efectivo de Puerto Madryn comenzó a partir de 1886, cuando se comenzó la construcción del Ferrocarril Central de Chubut, que uniría Puerto Madryn con Trelew y posteriormente con la localidad de Las Plumas, en el interior de la provincia. Sin embargo, se considera oficialmente que la ciudad de Puerto Madryn nació ese 28 de Julio de 1865, cuando el grupo de colonos se estableció en sus costas y se alojó en las precarias construcciones alojadas en lo que hoy se conoce como Punta Cuevas, en el extremo sur de la ciudad.

Logo del 145º aniversario de la ciudad de Puerto Madryn [www.madryn.gov.ar]

lunes, 26 de julio de 2010

Sobre el origen del nombre "Bahía Sin Fondo"

Como dije en la entrada anterior, el nombre del blog, "Bahía Sin Fondo", fue elegido con dos connotaciones diferentes: un homenaje a la Patagonia por un lado, y el concepto de infinito, de ausencia de límites, por el otro. Para comprender un poco mejor la primera acepción es necesario remontarse hasta Magallanes y la primera circunnavegación al globo terráqueo. En el conocido relato de Antonio Pigafetta, uno de los sobrevivientes de dicho viaje (recordemos que Magallanes y 216 de los 234 tripulantes de la expedición murieron en el trayecto), no se menciona en forma explicita el paso por el actual Golfo Nuevo. Sobre la región patagónica solo se cita lo sucedido en el puerto de San Julián, el encuentro con los nativos de la región y el cruce del actual estrecho de Magallanes. Sin embargo, en otros textos de diversas épocas se menciona el descubrimiento de la Bahía Sin Fondo y se lo relaciona con el viaje de Magallanes. Quiero citar un par de ellos, que tienen relevancia histórica por su antiguedad y porque hoy en día pueden encontrarse con un poco de paciencia en Internet. En primer lugar, transcribo un párrafo sacado de la "Coleccion de los viages y descubrimientos que hicieron por mar los españoles desde fines del siglo XV (Tomo IV)", de D. Martin Fernandez de Navarrete, impreso en 1837. Los errores de ortografía corresponden al original y a los usos y costumbres de esa época. Allí se dice textualmente que:

"...Siguió desde el dia 14 para el Sur, navegando y costeando de dia á una legua de tierra y de noche á cinco y seis, haciendo rumbos del S., SO., SO.1/4O. y ONO. hasta el dia 24, que estando en latitud S. 42° 54' se halló enfrente de una entrada que corría al NO., y reconociéndola para ver si era estrecho, encontró ser una bahía muy grande, con cincuenta leguas de giro, sin fondo para surgir, donde en lo mas interior halló 80 brazas, y la nombró Bahía de S. Matías"
Al pie de página el autor aclara: "...este tiene equivocado los rumbos que expresa desde el dia 14, ó de lo contrario hicieron mas de los que señala hasta el dia 24, pues con estos no podía estar ese dia en frente de la bahía que nombraron de S. Matías, y hoy se llama Bahía Nueva.". Martin Fernandez de Navarrete cita a un cierto "documento Nº 22", que me ha sido imposible identificar por el momento.


"Coleccion de los viages y descubrimientos que hicieron por mar los españoles desde fines del siglo XV (Tomo IV)" [books.google.com.ar]

sábado, 24 de julio de 2010

Primer día, primera zambullida

Hola a todos. Después de mucho tiempo, luego de decir decenas de veces "tengo ganas de escribir un blog...", he decidido incursionar en este universo dentro del Universo de Internet. El diseño del blog es algo que llevará un tiempo, ya que mis conocimientos de programación son limitados, pero lo importante era animarse y tomar la decisión de empezar. Así que desde ahora, "Bahía Sin Fondo" esta en línea, y espero poder aprovechar este espacio para aportar algo útil, o por lo menos, interesante. La elección del nombre tiene un doble significado. El primero es un homenaje a la Patagonia, a "Patagonia", a esa que vivo y viví (si bien ahora no resido allí en forma permanente, vuelvo siempre que puedo). El otro es el concepto de infinito, de ausencia de límites. Mi idea es trasmitir, a través de este blog, ideas, vivencias, historias, noticias, y otros asuntos de interés.

El reloj marca casi las 19:00 hs. del día 24/Julio/2010. Las primeras palabras ya fueron escritas. El blog ya está funcionando. Es hora de respirar hondo, tomar impulso, y lanzarse a la primera zambullida en la Bahía Sin Fondo. Un gran abrazo a todos... y gracias por leer.